Sesión inaugural de las Mesas de Trabajo Regional por la Paz

La Fundación Víctimas Visibles fue invitada a participar a la sesión inaugural de la segunda etapa de las Mesas de Trabajo Regionales para contribuir al fin del conflicto; impulsadas por las Comisiones de Paz del Senado y de la Cámara de Representantes, con el apoyo técnico del Sistema de Naciones Unidas.

Estas Mesas tienen como fin el promover que los diferentes actores sociales que participen en ellas presenten sus propuestas sobre ejes temáticos del Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera de la Mesa de Conversaciones del Gobierno Nacional y las Farc.

Para ello la Fundación invitó a participar a la Señora Emperatriz de Guevara, madre del Mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio; al Subcomisario John Fran Pinchao, secuestrado durante 9 años y quien logró fugarse el 27 de abril de 2007; al General de la Policía Luis Herlindo Mendieta, secuestrado durante 11 años y 7 meses, el Teniente Coronel Wiliam Donato, secuestrado durante 12 años y el Coronel Enrique Murillos, secuestrado durante 12 y liberados en medio de la “Operación Camaleón” el 13 de junio de 2010; a la señora Nelvis Perales, desplazada y madre de un menor reclutado forzosamente a la edad de 14 años; al Mayor de la Policía Javier Rodríguez, secuestrado durante 10 años; al señor Leyner Palacios, sobreviviente de la masacre de Bojayá y a la señora Heyde Durán, sobreviviente del atentado al Club El Nogal. Ellos entregaron a los representantes del Congreso un Objeto Representativo del hecho del cual fueron víctimas, explicando el sentido de este objeto y su mensaje para la Mesa de Conversaciones.

La entrega de los Objetos estuvo enmarcada en un acto ritual y dichos objetos serán enviados, a la Mesa de Conversaciones en la Habana como un acto de esperanza y de dignificación de las víctimas.

Galería fotográfica 

 

Notas de Prensa

notimesa

Noticias Caracol de las 7:00 pm - 6 de mayo de 2013

Proponen acuerdo humanitario en La Habana - El Nuevo Siglo Leer aquí