Los Congresos Internacionales de Víctimas del Terrorismo tienen su origen en la iniciativa de unos estudiantes de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Sergio Arboleda. Esta labor de periodismo investigativo fue apoyada y liderada por Diana Sofía Giraldo, Decana de esta Escuela. En la investigación, alumnos y profesores entrevistaron a soldados y policías que habían sido secuestrados por la guerrilla. De estas entrevistas se derivó un libro llamado “Regreso del Infierno”, con las historias de 242 soldados y policías que permanecieron secuestrados durante cuatro años, en poder de las FARC.

Leer más...

Este Congreso fue pionero en el mundo al dar voz a las víctimas y lograr el compromiso de distintos líderes y grupos políticos y sociales, de las autoridades nacionales y extranjeras, para darles el lugar que les corresponde como ciudadanos de plenos derechos. Desde sus inicios estos Congresos fueron apoyados por sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias.

Leer más...

Se realizó en Bogotá, el 23 y 24 de febrero de 2005, y fue dirigido por Diana Sofía Giraldo, Directora de la Fundación Víctimas Visibles. El objetivo de este Congreso fue darles a las víctimas colombianas e internacionales la interlocución que merecen como ciudadanos de plenos derechos.

Leer más...

Este Congreso tuvo como objetivo ayudar a las víctimas del mundo, para que sean visibles en sus sociedades. Como se dijo en Valencia y a través de voces distintas: “les debemos mucho a las víctimas del terrorismo y la sociedad debe solicitar el perdón, tantas veces como han sido ignoradas”.

Leer más...

Esta versión de los Congresos Internacionales de Víctimas se realizó en Madrid, España, en las instalaciones de la Universidad San Pablo CEU- Campus Monteprincipe, los días 22 y 23 de enero de 2008. Durante el evento, cerca de quinientas víctimas del terrorismo, procedentes de países como: Estados Unidos, Israel, Italia, Colombia, Holanda, Argentina, Perú, Francia, Irlanda, España, dieron su testimonio y, lo más importante, se sintieron escuchadas. Comprendieron que no estaban solas. Comprobaron que tienen el afecto y la solidaridad de todas las personas de bien.

 

Leer más...